Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumimos que está de acuerdo, pero puede cancelar cuando desee. Ver nuestra política de uso de cookies
X
¿ERES DE MEXICO? VISITA COSMOASTRO MX | ¿ERES DE ARGENTINA? VISITA COSMOASTRO AR

Baraja Española

Por  0 Comentarios

Aunque hoy en día es más popular el arte de adivinar el futuro mediante el Tarot, lo cierto es que resulta posible predecir el porvenir con los cuarenta y ocho naipes de la baraja española y así lo han hecho numerosas adivinas durante siglos a lo largo y ancho de la Península Ibérica.

La baraja española representa en sus cuatro palos las cuatro clases en que la sociedad ha estado dividida durante siglos:

– Las copas designaban el cáliz de la clase eclesiástica.

– Las espadas, la aristocracia guerrera.

– Los oros, el dinero de los mercaderes.

– Los bastos, la clase de los labradores.

Para predecir el futuro con la baraja española hay que tener en cuenta que cada carta tiene distinto significado cuando aparece en la tirada al derecho o al revés. Sin embargo, contrariamente a lo que sucede en la mayoría de lecturas de cartas, cuando se hace la tirada con la baraja española y según la tradición española, el hecho de que una carta salga al revés, no supone una predicción funesta sino sólo un significado distinto. Esta característica hace que la predicción del futuro con la baraja española y al estilo español, sea una de las más ricas en posibilidades y más difíciles de leer, al alcance sólo de muy pocas videntes y cartomantes.

La baraja española surgió a partir del Tarot aproximadamente en el siglo XI.  En este sentido, existe mucha referencia histórica e incluso un decreto del rey Alfonso XI de Castilla donde prohíbe su juego. En cuanto al diseño de los naipes españoles, los cuatro palos representan los cuatro estamentos del feudalismo:  las copas, el brazo eclesiástico; las espadas, el brazo noble; los oros, el dinero de los mercaderes y los bastos, los labradores.

Todo parece indicar que la baraja española fue utilizada con fines adivinatorios por primera vez por astrólogos y fueron ellos quienes dieron origen a la cartomancia.