Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumimos que está de acuerdo, pero puede cancelar cuando desee. Ver nuestra política de uso de cookies
X
¿ERES DE MEXICO? VISITA COSMOASTRO MX | ¿ERES DE ARGENTINA? VISITA COSMOASTRO AR

Meditación y Relajación con Mandalas

Por  3 Comentarios 10 febrero, 2016

En este artículo os vamos a hablar de los Mandalas, qué son, para qué se utilizan y cómo pintarlos. Sin duda la meditación y la relajación con mandalas se ha convertido en una terapia muy efectiva hoy en día.

Los mandalas tienen su origen en la India y su nombre traducido del sánscrito significa “Círculo o Rueda”, esa es su característica básica, pero pueden ser de diferentes formas llegando a incorporar diferentes figurar geométricas. Cada mandala tiene una interpretación diferente dependiendo de su forma y su color y son muy útiles para utilizar tanto en meditación como en sanación.

Para los Budistas la función principal de los mandalas es para la meditación, aunque para ellos, el proceso más importante es crearlos ya que hacerlo significa mostrar el recorrido de las vivencias de la persona que lo crea. Expertos en el tema afirman que, viéndolo desde el punto de vista espiritual, los mandalas son un centro de energía que ayuda al equilibrio y purificación y que ayuda a transformar el entorno y la mente de la persona que medita con ellos.

Hoy en día, una terapia que se está utilizando cada vez más es dibujar o pintar mandalas. No hay un diseño concreto, cada persona es libre de dibujar el que quiera, el significado que tenga va a depender de las formas y los colores que tenga el mandala.

¿Para qué sirven los Mandalas?

Los mandalas son muy útiles para concentrarse, activar la energía positiva, cargar de energía diferentes lugares, realizar una meditación profunda que ayuda a elevar el nivel de conciencia y expandir la memoria.

Si aplicamos los mandalas al negocio, estos nos atraerán la prosperidad y la abundancia. En términos de salud, conseguirá protegernos de energías negativas. Además, los mandalas nos pueden ayudar a equilibrar los chakras, para ellos hay que elegir los colores adecuados dependiendo de lo que queramos trabajar.

Si estamos nerviosos o estamos pasando por épocas de mucha tensión, el mandala nos ayuda a centrarnos a encontrar la paz, a relajarnos y a encontrar la tranquilidad en medio de todas las dificultades por las que estemos pasando. Al mismo tiempo ayudan a la coordinación, la expresión y el desarrollo mental.

¿Cómo pintar un Mandala?

Pintar un mandala es algo que no requiere mucho esfuerzo ni unos conocimientos especiales sobre el tema, además te puede ayudar a obtener grandes resultados, cualquier persona puede hacerlo. Te contamos los pasos a seguir para dibujarlos.

  • Busca un sitio tranquilo sin molestias de ningún tipo.
  • Sentarse de forma cómoda y tener todo lo necesario a tu lado.
  • La imagen que escojas te tiene que inspirar algo en ese mismo momento.
  • Puedes utilizar rotuladores o acuarelas.
  • Respira de forma profunda y controlada para ayudar a relajarte y comienza a pintar.

Hay dos maneras de pintar el mandala. Si lo haces desde afuera hacia dentro, el significado es que la persona quiere buscar su centro y conectar con su subconsciente. Si por el contrario, pintas desde adentro hacia afuera la persona quiere exteriorizar las emociones y sacar lo que lleva dentro.

Cada color que utilicemos tiene un significado diferente:

  • Rojo. Representa el cuerpo, la tierra y el infierno. Es beneficioso para problemas circulatorios y de anemia. Aumenta la vitalidad del cuerpo físico y la capacidad de lucha por la vida.
  • Verde. Color de la curación, tiene la vibración del crecimiento y el rejuvenecimiento. Si eliges este color eres perseverante para conseguir lo que quieres. Además este color tranquiliza los nervios y calma el espíritu.
  • Amarillo. Representa la luz, la alegría, la liberación, el crecimiento. Ayuda a liberar los miedos internos. Proyecta energía al aparato digestivo.
  • Violeta. Este color evoca lo místico y lo mágico. Si eliges este color significa que tienes un carácter muy firme, buenas habilidades mentales y sabes razonar.
  • Azul. Representa el cielo, la contemplación, el equilibrio emocional y la relajación. Es beneficioso para cuando tenemos gripe y fiebre.
  • Blanco. Es la iluminación, la perfección, la virtud y la lealtad. Representa la conexión entre los ángeles y la vida espiritual.
  • Naranja. Significa vitalidad, autocontrol, conexión con la naturaleza y buena salud. Si escoges este color eres una persona muy sociable y tienes buenas relaciones con todo tipo de gente.

Si no terminas de pintar un mandala ese día lo tienes que dejar tal cual lo tienes. La próxima vez que quieras pintar un mandala, elige uno nuevo y escoge los colores que más acorde vayan con tu estado de ánimo en ese momento. Si lo que quieres es que el mandala te sirva para el autoconocimiento deja que te vaya guiando y haz lo que ese momento te salga de manera intuitiva.

Cosmoconsejo: Si quieres ritualizar tu Mandala para conseguir que la terapia de meditación sea más efectiva, nuestros videntes te pueden ayudar a hacerlo.

 

¡Elige a tu vidente y llama!

 

3 Comments

  1. monica echeverria

    15 febrero, 2016 en 17:34

    Excelente informacion

    • Cosmoastro

      16 febrero, 2016 en 11:18

      Muchas gracias Mónica! Nos alegra que te guste el artículo 😉

  2. Carmen

    20 febrero, 2016 en 22:49

    Yo se los empezó a ver hacer a mi hija y al poco tiempo tuvo una muerte trágica.y siempre decía que serán esesdibujos ahora ya lo se. Gracias por la información.intentare hacerlos para conseguirpaz

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *