Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumimos que está de acuerdo, pero puede cancelar cuando desee. Ver nuestra política de uso de cookies
X
¿ERES DE MEXICO? VISITA COSMOASTRO MX | ¿ERES DE ARGENTINA? VISITA COSMOASTRO AR

Ochún: Transforma la Pobreza en Riqueza

Por  1 Comentario 3 agosto, 2016

La religión yoruba está ligada al origen histórico de África. De hecho no se puede entender la creencia yoruba sin la vinculación que existe con la cultura africana.

Los Orishas en su origen fueron seres mortales. Ochun fue un ser mortal, sin embargo acabó por convertirse en la diosa de agua dulce. Es la reina de las cascadas, de los ríos y de los manantiales. Ochún también es la diosa de la femineidad y la fecundidad. Cuenta con un carácter tremendamente emocional y es una de las deidades más presumidas pertenecientes a la creencia Orisha.

Es la diosa de los metales amarillos como el oro y el cobre y es la deidad de la paz y el amor. En santería se la relaciona con la Virgen de la Caridad del Cobre, que a su vez es también la patrona de Cuba.

Sus colores de adoración son de aspecto cálido. Utiliza tonos de representación amarillento y en ocasiones versiones rojizas cercanas al naranja. Estos colores son utilizados por sus seguidores en señal de valoración y respeto. Su uso es puesto en práctica para cumplir plegarias al realizar un rezos y ofrendas.

Oshun es una diosa a la acudiremos en busca de fortuna de asuntos monetarios y para pedir orientación en temas amorosos. Se dice que es capaz de transformar la pobreza en la riqueza y de atraer la buena dicha para personas que no se encuentran en el mejor de sus momentos en cuento a su vida sentimental.

Es conocida dentro de la tradición yoruba como La Gran Maga. Debido a su extenso conocimiento acerca de los Ebos, que no son otra cosa que Hechos y Trabajos mágicos.

Uno de los rituales más célebres que podemos realizar para brindar una ofrenda a la diosa Ochún es la oración de los Cinco Girasoles. Es un ritual para atraer la buena el dinero y la buena fortuna. Consiste en colocar cinco girasoles en un plato blanco con miel de flores y una vela amarilla.

Para completar el ritual reza la siguiente oración:

Poderosa Madre Ochún,

Por medio de esta ofrenda,

atiende mi súplica,

derrama tus dones

y trae para mí

el dinero y la riqueza.

Tú eres la dueña del oro,

y tus devotos no sufren carencias,

permite que venga hacia mí la fortuna

y yo haré que germinen girasoles para tí.

Gracias Madre por atender a tu hijo.

 

1 Comentario

  1. X. ALBA

    5 agosto, 2016 en 19:48

    HOLA, CUÁNTAS VECES SE OFRECEN LOS GIRASOLES? GRACIAS.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *