El gran día ha llegado. Un espectacular eclipse lunar se convertirá esta noche (sobre las 20.30 en España) en el protagonista del cielo nocturno. Desde su aparición por el horizonte hasta la madrugada, se irá tiñendo de tonos rojizos ganándose poco a poco su apodo de luna de sangre luna roja.

Los eclipses de Luna ocurren cuando la Luna pasa por la penumbra de la Tierra, o sea, la sombra que proyecta en nuestro satélite crea el efecto rojizo, similar al que vemos en los atardeceres. Por supuesto, semejante espectáculo siempre causó temor entre los pueblos antiguos que como desconocían las leyes del universo pensaban que algo terrible iba a sucedernos.

Desde el punto de vista astrológico ejercerá una singular influencia en cada uno de nosotros pues estará ocurriendo en el signo de Acuario, por donde también está transitando el planeta Marte.

Se considera este eclipse como un verdadero hito, una marca dentro de nuestras vidas y de la forma en que aprovechemos esa energía resultará que tengamos un segundo semestre del año exitoso, o no.

La luna de sangre y el eclipse más largo del año en el elemento fuego (signos Aries, Leo y Sagitario)
Efecto negativo: el eclipse tiende a crear sentimientos de fracaso y frustración en estos signos. Muchos se sentirán frustrados, pensando que no están logrando nada en sus vidas, que están perdiendo el tiempo en un trabajo que no les gusta o no les brinda oportunidades de salir adelante, una relación estancada, el paso de los años y la vida sin lograr el éxito.

¿Cómo contrarrestar el efecto anterior? Lo primero es concentrarte en tus logros, no en tus proyectos que no se han realizado. Escribe en un papel tus planes, revisa en qué fallaste, si es el caso, los errores cometidos –una vez que se reconocen ya estás en el camino del éxito porque puedes superarlos.

La luna de sangre y el eclipse más largo del año en el elemento tierra (signos Tauro, Virgo y Capricornio)
Efecto negativo: el eclipse crea temor al cambio y los signos de tierra sienten pavor al pensar que ocurrirán cambios en su vida, hijos que se van a otra parte, nuevo empleo, mudadas o algo que rompa la estabilidad que gozas, lo imprevisible asusta, el temor a perder lo que se tiene aumenta.

¿Cómo contrarrestar el efecto anterior? Ante todo precisas hacer lo que más temes: un cambio, pero un cambio de actitud. Las circunstancias están ahí y muchas de ellas no se pueden cambiar, pero lo que sí puedes transformar es tu manera de reaccionar ante ellas, de responder a lo que está ocurriendo. No temas los cambios en ningún momento, sino más bien tómalos como un acicate, una nueva etapa para sacar adelante tu vida en muchos aspectos que pudieron estar frenados

La luna de sangre y el eclipse más largo del año en el elemento aire (signos Géminis, Libra y Acuario)
Efecto negativo: te vuelve muy impaciente, ansioso, inquieto. Los signos de aire tienden a sentirse sumamente inseguros, se levantan por la mañana con una corazonada o premonición de “algo” que puede ocurrirles, temor a cuestiones legales, procesos de deportación o de pérdida de empleo, miedos a lo que pueda pasar, ansiedad.

Primero, económicamente, prométete a ti mismo separar a partir de ahora un dinero mensual, aunque sea poco, puedes limitar ciertos gastos o compras innecesarios y pon ese dinero en una cuenta de ahorros que no tocarás hasta finales de año cuando te regalarás unas buenas vacaciones.

La luna de sangre y el eclipse más largo del año en el elemento agua (signos Cáncer, Escorpión y Piscis)
Efecto negativo: el miedo a la pérdida de seres queridos. Aumenta el temor inconsciente a perder físicamente a quienes amas, miedo a enfermarse o inclusive morir, o experimentar una pérdida.
Tu elemento agua es sumamente sensible, intuitivo, de naturaleza amante de la familia, protector, empático, preocupado por todos, y esas cualidades hermosas de tu personalidad, por supuesto, te crean el temor a perder a quienes amas, sobre todo si en el pasado reciente has sufrido la separación física de un ser querido.
Cambia rutinas de vida si las que estás llevando no te satisfacen, ingresa en algún club o grupo de apoyo, intenta empezar algún tipo de estudio, una lengua extranjera, una afición, una tecnología, jardinería, repostería, actividades artesanales o artísticas ¡la edad no es impedimento, ni la condición física tampoco, el freno principal está en tu mente, en tu actitud! Una vez cambiada esa energía vivirás un “después” inolvidable.