¿Qué esconde tu pareja? Seguro que te lo has preguntado más de una vez. Todos, en algún momento de nuestras vidas, nos hemos enfrentado a los celos ¿pero qué hay de esas pequeñas acciones que encienden las señales de alerta? Que nos hacen pensar en que nuestra pareja podría estar cruzando esa delgada línea de amistad para cruzar al país del coqueteo y ya instalados en éste, por qué no buscar una nueva relación.

Para saber si tu pareja está teniendo este tipo de actitudes, tú eres quien mejor le conoce, si actúa raro, sientes que está ocultando información, que presta menos atención a detalles para contigo que antes tenía, enciende tus radares, trata de hablar con él o ella de qué está pasando, decirle que notas que su actitud es distinta, etc.


Hay que tener en cuenta que a veces las relaciones con amigos pueden parecer algo más y no necesariamente es un indicador de que está saliendo con esa persona. Existen personalidades que son coquetas y seductoras, no obstante, hay una delgada línea entre la amistad y el enamoramiento y eso es lo que hay que aprender a diferenciar.


Es posible que si lo notes algo raro esto es lo que verdaderamente esté pasando por su cabeza… 

Aries: tiene un talento innato para esconder sus emociones más profundas y para aparentar que no pasa nada. Pero Aries llora, maldice y se hunde muchas veces. Es posible que se haya sentido herido por algo que dijiste o hiciste y no mantuviste viva la promesa que le prometiste. Intenta remediarlo antes de que sea tarde.

Tauro: va por la vida con mucha seguridad, pisa fuerte, parece que nada le afecta y que lo tiene todo súper controlado. Pero tiene inseguridades, como todos, y le importa mucho lo que puedas pensar tú o  sus personas más cercanas. Le preocupa ser juzgado por sus acciones. Quizás también tenga miedo a perderte y a no conseguir esa estabilidad que tanto le gusta.

Géminis:  Géminis está acostumbrado a gustar, está acostumbrado a tener seguidores, a llevarse bien con casi todo el mundo. Eso conlleva conocer las caras de todos los que le rodean. Les encanta parecer extrovertidos y alegrar la vida a los demás pero eso muchas veces también les agota y ansían desesperadamente pasar su tiempo a solas. Hay mucho más dentro de Géminis, hay mucho más que Géminis necesita y nadie puede darle. Quizás está estresado por conocer a tus amigas/os y no sabe como decírtelo sin que pienses que hay algo más allá. ¿Por qué no le das un poco de espacio y luego lo habláis?

Cáncer: es el signo del zodíaco gobernado por la Luna, su planeta regente. Y eso hace que este signo tenga tantos estados de ánimo como fases lunares, y un espíritu oscilante y lleno de vaivenes como las mareas del mar. Esta es la principal causa de sus repentinos cambios de humor, sus infinitas facetas, y ese halo de misterio que lo rodea incluso cuando pretende ser abierto y transparente. Cáncer es oscuro y enigmático, muy sensible e intuitivo y súper sigiloso… pocas veces deja ver por completo su elevada sensibilidad y su tierno interior. Prefiere guardarlos a buen recaudo bajo su caparazón blindado y protegidos con sus temibles pinzas, dispuestas a atacar a quien ose herirlos.

Leo: regido por el Sol, Leo ha nacido para estar sobre un trono, real o imaginario (y es razón de ser de su inclinación a la exageración en muchas ocasiones). Tiene tendencia a ser egocéntrico, arrogante por naturaleza, orgulloso e inevitablemente narcisista, entre otras lindezas. Sin olvidar su hedonista y apasionada manera de vivir, que en el lado positivo hace que Leo sepa disfrutar de la vida como nadie, se entregue en cuerpo y alma en todo lo que le apasiona y ame como ninguno. Pero que, en el lado negativo, puede desembocar en una cierta tendencia a la superficialidad, el despilfarro y la infidelidad… cuidado con ellos…

Virgo: A menudo parece que está demasiado pegada/o a la realidad, a los conflictos, a las peleas. Quiere ese amor, pero cree que no existe o al menos, que no existe de la forma que Virgo desea. Es como si quisiera encontrarlo pero no creyera en él. Es como si quisiera ser feliz pero no creyera en que la felicidad existe del todo. Y mucho menos los cuentos de hadas o las historias de amor de película. En secreto, lo echan de menos y sueñan con su propia versión de la felicidad para siempre. Y sueñan con que algún día alguien podrá romper su caparazón y hacerle creer que el amor está aquí, que se puede ser feliz para toda la vida.

Libra: se le conoce por ser tranquilo y equilibrado, por tener casi siempre razón, por ser esa persona que pone paz constantemente a todo y por ser diplomática/o. Sí, todo eso está muy bien pero ¿alguien se ha preguntado qué pasa con Libra? En secreto, también tiene que lidiar con sus propios problemas, en secreto también tiene que pelearse con sus inseguridades y con sus miedos. Tienen una tendencia a sufrir un estrés terrible, incluso también ansiedad y crisis existenciales fuertes. Preguntándose constantemente si está o no está haciendo las cosas bien, si está descuidado lo suyo, si descuida al resto, el poco tiempo que tiene para hacer lo que quiere, si debería empezar sus proyectos o aún es pronto, si de verdad está donde quiere y donde debe estar.

Escorpio: a este signo le importa demasiado lo que su gente cercana piense de ella/él, aunque no lo admita jamás. Eso sí, el resto le dará absolutamente igual. En secreto, y a veces sin que nadie lo note, se puede obsesionar con algunas cosas y personas, y cuestiona demasiado todo, y como se le meta algo entre ceja y ceja y quiera averiguar la verdad no parará. Y aunque todo parezca bueno no lo es, Escorpio también quiere dejar de pensar de vez en cuando, también quiere poner su mente en blanco y olvidarse de lo que le atormenta, pero no puede… Es como si tuviera una adicción a darle vueltas a todo, como si tuviera una adicción a menudo hacia las cosas que no le hacen del todo bien.

Sagitario: le gusta ser independiente, le gusta que el mundo vea lo resistente que puede ser ante cualquier cosa, le gusta ser consciente de sí misma/o en todo momento y que nada pueda escapársele de las manos. Por mucho que quiera negarlo, del estado de ánimo de los demás. Y si hay algo que se tuerce o si le critican o si le dicen alguna mala palabra que no merece oír, Sagitario no es tan fuerte como parece, y se mete en su mundo, se aísla para pensar… Y al final, se puede marchitar si no agarra suficiente impulso para salir a la superficie. Lo que probablemente le pase es que está perdido. 

Capricornio: da la impresión de que todo lo tiene controlado, da la impresión de que es una persona sencilla, sólida y súper directa con los demás. Pero en el fondo, y en secreto, son mucho más complejos de lo que aparentan ser. La mente de Capricornio no para de trabajar ni un solo segundo de su vida, no descansa ni siquiera cuando quiere, no sabe poner el interruptor de OFF cuando hay algo que le atormenta de verdad, no sabe relajarse. Si tu pareja es Capricornio, dale un abrazo y dile que todo va a salir bien. 

Acuario: no quiere que sepas que en realidad son extremadamente introvertidos y tímidos, y les cuesta muchísimo sacar ese lado tan salvaje a veces. Cuando sale a la calle parece que no tienen miedo a nada, se le ve segura/o de sí misma/o, parece que tiene claro cuál es su rumbo en la vida. Acuario oculta cosas a los demás, oculta que no sabe lo que está pasando cuando sí que lo sabe, oculta cuando está mal por dentro pero saca una sonrisa al mundo, oculta que por momentos, le encantaría ser alguien “común”. Sólo por momentos.

Piscis: no quiere estar sola/o, y aunque muchos puedan criticarle por esto, es así. Y por eso lo esconde. Piscis sabe cuando estar sola/o pero la verdad es que eso está bien para un rato porque, en general, prefiere estar con personas que ama todo el tiempo. Se siente bien así, se siente bien preparando una comida o una cena e invitando a todos, o haciendo una quedada para tomar algo, o simplemente paseando con ellos.