Virgo es ante todo un signo racional y analítico. Mercurio hace de los Virgo personas perfeccionistas y en algunos casos, según el grado de acepción que tengan con su planeta regente, pueden rozar el psiquismo y la obsesión con distintas cuestiones, en principio sin importancia. 

Es un signo que tiene las prioridades bien claras: sabe lo que quiere y cuando lo quiere. Ahora y ahora. Y eso requiere de un gran esfuerzo, de una vitalidad desmedida. Para ello hace un cuerpo que responda a las alturas del reto.

El propio amor, en muchas ocasiones, puede ser también el origen de un profundo temor al engaño, al equívoco o al fracaso en cuestiones personales. La mente reflexiva (a través de la influencia de Mercurio) hace que en determinadas personas Virgo cualquier cosa, desde cualquier decisión o cualquier acción, puede provocar que se produzcan dudas las cuales pueden conducir a determinados temores y miedos.

Virgo es también un signo que teme el fracaso o la imperfección. Es quizá una cuestión natural, la tendencia al aislamiento, en muchas ocasiones, precisamente por el temor a no encontrar personas adecuadas para la personalidad Virgo.

No es necesario recordar que Virgo es el signo más cuidadoso con su físico: cuida su dieta, hace ejercicio con regularidad, acude a revisiones periódicas al punto de la hipocondría… pues todo ello es un intento de enfrentar su miedo más profundo.

La enfermedad es el mayor de los temores de los Virgo. Perder capacidad de gozar de la vida, de tomar al vuelo lo que ofrece, de poder viajar, bailar, amar…

La enfermedad es el peor de los escenarios posibles para cualquier persona, sin importar su signo, pero en el caso de Virgo es un miedo que viven a flor de piel todo el tiempo. Creen que las experiencias vitales se acaban con la debilidad, el encierro, las limitaciones que imponen la medicina y la convalecencia. Es algo más complicado que la mera hipocondría: es un miedo a que todo síntoma, por pequeño que sea, implique el final de los deleites de la vida.

¿Cómo puede vencer este miedo un Virgo? 

Es habitual que los Virgo se encuentren, a los largo de toda su vida, con personas que, con cierto aire de superioridad, les dicen que exageran, que no se van a morir por este dolor o por aquel, que son quejicas y que padecen en vano.

Sin embargo, los Virgo viven el miedo a la enfermedad con intensidad. Un temor, que como todas las fobias, tiene sus partes buenas (les obliga a cuidarse en todos los aspectos) y su parte mala. 

El miedo a la enfermedad, Virgo, no debe enfermarte, ni hacerte renunciar a laa felicidad ni vivir en la amargura. No te aísles de un mundo que tanto tiene para darte: la incertidumbre es parte bienvenida de la vida.