Alomancia

Alomancia

Se le llama así al método de adivinación que utiliza la sal para sus augurios. Es una mancia muy remota ya que nació en la época de la Roma antigua.

Existen numerosas variantes para el presagio aunque tal vez, la más importante y difundida, sea la que se obtiene de la interpretación del crepitar de la sal que debe ser lanzada a una hoguera ritualizada y consagrada.

Otro sistema consiste en esparcir sobre una tela gruesa un puñado de sal. Tras efectuar la pregunta en voz alta, se deben lanzar tres cantos rodados sobre la sal, observando las figuras o formas que el impacto ha provocado y así, predecir lo que todavía está por llegar.

Josefina Salas


Horóscopo: Géminis
Especialista en: Agujas gitanas, Amarres de amor, Astragalomancia, Espiritismo, Medium, Ouija, Espiritualidad ...

Tus cargas negativas yo las haré cambiar. Seré tu guardián celestial aquí en la tierra y te ayudaré con ...

Ver Perfil

Patricia Blake


Horóscopo: Escorpio
Especialista en: Astrología, Baraja Española, Geomancia, Oráculo, Videncia Pura ...

Sé que es muy difícil confiar en que hay una salida cuando todo parece derrumbarse, pero te aseguro que ...

Ver Perfil

Altagracia Pichardo


Horóscopo: Leo
Especialista en: Baraja Española, Magia blanca, Tarot de los Ángeles, Tarot del trabajo, Tarot gitano ...

Soy experta en solucionar problemas de Amor y Dinero. Si quieres conocer tu destino, yo te puedo ayudar, no dudes, ...

Ver Perfil

Alomancia

Se le llama así al método de adivinación que utiliza la sal para sus augurios. Es una mancia muy remota ya que nació en la época de la Roma antigua.

Existen numerosas variantes para el presagio aunque tal vez, la más importante y difundida, sea la que se obtiene de la interpretación del crepitar de la sal que debe ser lanzada a una hoguera ritualizada y consagrada.

Otro sistema consiste en esparcir sobre una tela gruesa un puñado de sal. Tras efectuar la pregunta en voz alta, se deben lanzar tres cantos rodados sobre la sal, observando las figuras o formas que el impacto ha provocado y así, predecir lo que todavía está por llegar.